Felicidades África

Felicidades a todas y todos los africanos. Felicidades también a todos y todas cuantos trabajan, trabajamos, para este continente maravilloso que el 25 de mayo, un año más, celebra su Día.

África es un nombre de mujer y mujeres son las que más lo impulsan. Hoy, en esta jornada especial dedicada al continente que vio nacer a la Humanidad, quiero rendir homenaje a esas mujeres que no sólo hacen avanzar a su tierra, sino también a todas las mujeres del mundo.

La escritora hispano guineana Remei Sipi ha dicho que África siempre ha sido feminista. También la gran escritora ganesa Ama Ata Aidoo suele recordar que las primeras lecciones de feminismo las recibió de las mujeres a su alrededor. Y la voz poderosa de Chimamanda Ngozi Adichie se ha convertido en los últimos años en una de las mejores defensoras del feminismo.

Escritoras, políticas, activistas sociales, luchadoras por la paz, de todas las zonas del continente son la punta del iceberg que constituyen las mujeres africanas, la auténtica espina dorsal de África, el pilar sobre el que se sustenta el día a día del continente y también su más sólida esperanza.

Las asociaciones, los grupos de mujeres que luchan activamente por hacer oír su voz, por erradicar discriminaciones, por conquistar espacios de libertad y autonomía y también posiciones de decisión y liderazgo, han proliferado muchísimo en los últimos años, pero además tienen una historia de lucha por las libertades muy importante en el continente.

Hablo de movimientos como la Coalición Nacional de Mujeres en Sudáfrica, que integró a cerca de 70 asociaciones y grupos y redactó la Women’s Charter. Nelson Mandela hizo que esta carta de derechos de las mujeres fuera una guía para los redactores de la Constitución sudafricana. Una Constitución que es, gracias a eso, una de las más avanzadas del mundo en protección a la igualdad de género.

También el Women’s Manifesto de 2004, elaborado por las mujeres ganesas en demanda de sus derechos y de la igualdad, fue un revulsivo para los gobiernos de ese país y una referencia importantísima para todas las africanas.

Y desde luego,  si de algo podemos aprender todas las mujeres, todas las mujeres del mundo, es de la lucha de las mujeres africanas por la paz.

Son sólo algunos ejemplos de una acción que las mujeres africanas vienen realizando desde hace mucho tiempo y que el mundo les reconoce cada día con mayor admiración.

Hoy en el Día de África, recordemos a las africanas, reconozcamos su valor, su tesón, su energía, su enseñanza, que son infinitas. En Mujeres por África nos sentimos orgullosas de caminar con ellas. 

María Teresa Fernández de la Vega

 

Últimas noticias

Amigos de la fundación

Queremos ser 1 millón