8 de Marzo ¡Adelante mujeres!

¿Cómo se celebra el 8-M en África?

Un repaso a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer en el continente africano

Las ONG’s organizan eventos para crear conciencia y reivindicar los derechos de las mujeres

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer desde la institucionalización de la fecha en 1975 por parte de las Naciones Unidas. Dos años más tarde, desde este organismo internacional se invitaba a cada estado a conmemorar esta jornada conforme a sus tradiciones históricas y costumbres nacionales.

En muchos países, asociaciones feministas, activistas por los derechos de la mujer, entidades públicas y privadas e incluso gobiernos, se vuelcan en crear conciencia sobre la violencia contra las mujeres y reivindicar los derechos fundamentales que les son intransferibles. Sin embargo, movimientos globales como #MeToo y #TimesUp, tan definitorios de cómo en los últimos meses la cuestión de la violencia contra la mujer gana espacio mediático, parecen circunscribirse a los países del norte y la mayoría de personas desconoce cómo se lleva a cabo el 8 de marzo en otras regiones. Por ello, resulta tan interesante descubrir qué sucede en los países africanos, continente donde se celebra el Día de la Mujer Africana el 31 de julio.

En África del Norte, la mayoría de países han renovado tanto sus leyes como su constitución para adaptarla a las reivindicaciones actuales de las mujeres. Destacan fundamentalmente leyes contra la violencia hacia las mujeres y el acoso, dos lacras que afectan a más de la mitad de las mujeres de la región. No obstante, algunas asociaciones y mujeres juristas han denunciado la deficiencia de estas normas, puesto que aún existe reticencia social y política. Por otro lado, la realidad de Libia y Sudán es más compleja, puesto que sufren conflictos bélicos activos, por ello las mujeres sufren una situación más vulnerable ante las violencias.

“Durante el Día Internacional de la Mujer en Marruecos, muchas empresas ofrecen un regalo simbólico para las mujeres que trabajan allí, como un pequeño perfume, joyería o rosas […] Es el único día, pienso yo, que la mujer recibe el tratamiento que se merece pues, aún cuando la constitución especifica la igualdad, todavía nos falta un largo camino para alcanzarla”.

Sahar Moussaoui

En relación al Día Internacional de la Mujer, en la región de África septentrional existen varias realidades para su celebración. Es común que Marruecos, Argelia y Egipto se les conceda descanso a las trabajadoras y se les ofrezcan pequeños regalos, una singularidad de la jornada que no todas las mujeres y asociaciones avalan, puesto que da la impresión de ser más festiva que reivindicativa. De la siguiente manera opinaba una azafata marroquí en un vídeo viral de internet: “no queremos flores ni chocolate, queremos sencillamente hablar por una vez”. Es así como en los últimos años las celebraciones del día se han vuelto más reivindicativas, organizando protestas como la que ha tenido lugar en El Cairo desde la famosa “Marcha del Millón de Mujeres” en 2011.

“En mi opinión, el significado real del 8-M es un poco mal entendido aquí en Argelia pues las mujeres tienden a tomarlo como una fiesta en la que son mimadas, pasando de alto el objetivo real que es defender los derechos y la igualdad de género. Las mujeres deben ser conscientes de la lucha que tenemos que liderar para aligerar las pesadas reglas que nos sofocan en estas sociedades sexistas”.

Bouanani Roufka

Debido a que los conflictos bélicos ocupan su día a día, Libia y Sudán presentan un contexto totalmente diferente. Las activistas libanesas han optado por exiliarse al presenciar el aumento de asesinatos de abogadas y parlamentarias. Por esta razón, el Día Internacional de la Mujer se celebra fuera del país y con mediación de organismos internacionales para conseguir la paz. Una de las activistas más renombradas del país es Alaa Murabit, fundadora de “La Voz de las Mujeres Libias”. Asimismo en Sudán, los eventos de concienciación se organizan desde entidades concretas como asociaciones o partidos políticos.

Finalmente en Túnez, el alcance de la jornada es notable gracias a las marchas y demandas de miles de jóvenes en la capital. El año pasado se exigía la igualdad de herencia para las mujeres, puesto que la ley establece una prerrogativa para los varones de la familia. Además, Túnez cuenta con su propio Día Nacional de la Mujer el 13 de agosto, una jornada más en la cual varias asociaciones, organismos y personas organizan eventos y actividades programadas a favor de la igualdad.

A causa de las situaciones de desigualdad en las que viven, las mujeres de los países con conflictos armados -como el Congo y República Centroafricana- resultan aún más vulnerables ante las múltiples violencias. Además de sufrir violencia de carácter sexual, las mujeres de esta zona experimentan situaciones de pobreza crónica. Aunque en algunos países de África Central se han aprobado leyes contra la violencia de género, como en Angola, las mayores dificultades de las mujeres se centran en el elevado analfabetismo, la mutilación genital femenina y la violencia doméstica.

Resulta habitual que la conmemoración del Día Internacional de la Mujer en los países con violencias bélicas sea organizada por entidades internacionales y asociaciones activistas. Este es el caso de la República Democrática del Congo, en donde diversas personalidades políticas del país -como la Ministra de Género, Infancia y Familia Chantal Safu- asisten a los eventos de la jornada. Por su parte, en Gabón, hace un año la ONU celebró un evento para reconocer el papel de las mujeres del país, donde se presentó un Plan Decenal para favorecer la igualdad de género. Asimismo, en la capital de la República del Congo se celebra un desfile en conmemoración del 8-M, donde participan más de un centenar de mujeres lideresas de diversos ámbitos. De igual forma, en la República Centroafricana se festeja de forma concreta por algunas ONG’s, embajadas o entidades con el objetivo de debatir cuestiones referentes a la igualdad de género.

Con respecto al segundo conjunto de países de la región, es posible encontrar varias diferencias en la conmemoración del 8-M. En Angola, el Día de la Mujer se celebra tanto el 8 de marzo (de manera internacional) como el día 2 del mismo mes (de manera nacional), donde el país centra su reconocimiento a favor de las mujeres angolanas. Esta fecha se convierte en una verdadera jornada política patriótica de reflexión sobre los derechos de la mujer y la necesidad de su participación en el proceso del desarrollo nacional. En cambio, el alcance y popularidad de la celebración del 8-M es más reducido, limitándose a algunas conferencias organizadas por ciertas ONG’s o por la iglesia.

Por otra parte, en la capital de Chad se tiene lugar una procesión dedicada al Día Internacional de la Mujer, integrada por activistas de todos los ámbitos socio-culturales y comúnmente llevada a cabo en la Plaza Nacional de N’Djamena. Las pancartas suelen mostrar lemas a favor de sus derechos o denuncias en contra de la discriminación de género. En Camerún, este año se celebrará la trigésimo cuarta edición de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer bajo el lema: “Cruzada contra la desigualdad de sexo: sigamos el nuevo ímpetu”. El evento precisa una gran organización debido a que se realiza un enorme desfile en el que participan miles de mujeres, quienes suelen vestir con una tela específica para la ocasión que se vende por todo el país.

En Guinea Ecuatorial, con motivo de la celebración del 8-M pasado, se llevaron a cabo distintas actividades de sensibilización durante la primera semana de marzo, bajo el lema: “ahora es el momento, las actividades rurales y urbanas transforman la vida de las mujeres”. Además de diversas charlas sobre problemas que afectan a la mujer, como la violencia de género o el VIH, tuvieron lugar partidos de fútbol, degustación de platos típicos y visitas a asociaciones de guineanas. A estas actividades se suele unir la ministra de la Cartera de Asuntos Sociales e Igualdad de Género, quien actualmente es Consuelo Nguema Owana. Asimismo, se diseñan y elaboran telas especiales para la jornada, las cuales se venden y exponen por las zonas comerciales de la capital.

““La concepción del Día Internacional de la Mujer en Guinea Ecuatorial es diferente al resto del mundo ya que es considerado como un día de descanso para la mujer guineana. La celebración consiste en una manifestación—aunque yo lo llamaría “paseo por las calles”—donde las mujeres se visten con una tela especial que imprime el ministerio cada 8 de marzo, utilizando diseños coloridos que representan a las mujeres de cada etnia de Guinea Ecuatorial”.

María del Carmen Mokuy Mba Nchama

Finalmente, más que celebrar el 8-M, en Santo Tomé y Príncipe se conmemora el Día de la Mujer Saotomense el 19 de septiembre. Esta fecha se eligió en honor a la movilización histórica de 1979, cuando un grupo de mujeres se enfrentaron al gobierno colonial para luchar por su independencia y en contra del envenenamiento del agua potable de su región. El aniversario incluye varias actividades políticas, culturales y recreativas que se celebran por todo el país.

Debido a la extensa amplitud de África del Este, es posible encontrar diferentes contextos con respecto a la situación de las mujeres. Por una parte, las mujeres de la zona de los Grandes Lagos llevan mucho tiempo luchando por la paz y por su reconocimiento como agentes y negociadoras en los conflictos. Durante años, aquellas mujeres han tenido que lidiar con la violencia machista que se personaliza en violencia sexual, matanzas, secuestros y desplazamientos masivos. A pesar de ciertos avances igualitarios en leyes y normas jurídicas, la mayor parte de población femenina vive en situación de pobreza y discriminación. Asimismo, algunos países se enfrentan a grandes tasas de mortalidad materna, matrimonio infantil, violencia conyugal, analfabetismo y la expansión femenina del VIH.

En la zona de África Oriental se encuentran gran variedad de países con características y culturas muy diferentes. Por un lado, se encuentran los países de interior como Sudán del Sur, Etiopía, Burundi, Uganda, Ruanda, Malawi, Zambia y Zimbaue. Por otro, están los países con costa como Eritrea, Yibuti, Somalia, Kenia, Tanzania, Mozambique, Madagascar, Comoras y Seychelles.

Con respecto al primer conjunto de países, el Día Internacional de la Mujer es aprovechado como un recordatorio institucional de todos los logros que deben seguir manteniéndose. Específicamente en Ruanda, la situación vivida como consecuencia de la guerra fue la que liberó a las mujeres de las estrictas imposiciones sociales, convirtiéndolas en el principal motor económico, político y social del país. Mientras tanto en Uganda, el 8-M se celebra con un acto institucional protagonizado por el presidente, quien ha declarado su compromiso para el empoderamiento de las mujeres en el ámbito laboral y doméstico. Escuelas, universidades y diversos agentes no gubernamentales suelen manifestarse hasta Kololo en una marcha colectiva.

“Es común que durante el 8-M, el gobierno de Uganda organice una ceremonia que se transmite en la televisión nacional. Los discursos pronunciados durante esta ceremonia tienen el propósito de elevar las iniciativas de empoderamiento de las mujeres en todo el país, haciendo énfasis en la educación de las niñas y la provisión de puestos de mujeres en el gobierno”.Olga Namasembe

El año pasado en Burundi, el Día Internacional de la Mujer se celebró de forma institucional con un desfile de mujeres, al cual asistió el presidente Pierre Nkurunziza. En otras partes de país, como en la provincia de Gitega, la conmemoración fue similar aunque con un matiz más reivindicativo: se realizó una manifestación y diversas ONG’s se sumaron al evento. Asimismo en Malawi, durante la celebración del 8-M en 2018, las mujeres marcharon en contra de la desigualdad de género y la discriminación sexual. El evento estuvo protagonizado por la Primera Dama, Getrude Mutharika. Por su parte, en Kenia la jornada se halla plagada de distintos eventos en diversos ámbitos sociales, laborales y deportivos. Durante un acto oficial organizado el 8 de marzo de 2017, la primera Dama Margaret Kenyatta anunció un plan nacional para prevenir la violencia de género. Al mismo tiempo, activistas y asociaciones de mujeres se manifestaban demandando la eliminación de la violencia contra las mujeres en el trabajo.

“El 8-M se conmemora de manera diferente en diferentes partes de Kenia. Mientras que en las zonas rurales es solo una cuestión de redes sociales, en las ciudades más grandes se organizan congresos y charlas para reconocer a las mujeres que han alcanzado logros significativos en la historia. En mi opinión, creo que al 8-M no se le da la seriedad que merece ya que, en ocasiones, puede pasar desapercibido para algunas personas”.

Florence Mugeha Opaka

Hace un año en Tanzania, para conmemorar el Día Internacional de la Mujer se organizó un evento donde se expuso los diversos trabajos realizados por mujeres emprendedoras, organizaciones de la sociedad civil (CSO’s) y ONG’s. De igual forma, se realizaron manifestaciones de mujeres que sostenían diversas pancartas y mensajes bajo lema: “Hacia una economía mundial, fortaleciendo la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres rurales”. Asimismo en Zambia, cientos de personas se reunieron durante el 8-M en las calles para formar parte de la marcha, en la cual el Ministerio de Género, dirigido por la profesora Nkandu Luo, exigió la igualdad de las mujeres y la eliminación de la violencia de género.

“El Día Internacional de la Mujer en Tanzania se conmemora con la manifestación pacífica de mujeres de diferentes ocupaciones (es decir, mujeres empleadas en los sectores públicos y privados, empresarias, activistas, etc.), la cuales llevan pancartas que expresan desafíos a los que se enfrentan diariamente con el fin de exigirle al gobierno encontrar soluciones”.

Johari Hamis

Es común en Sudán del Sur que las celebraciones del Día Internacional de la Mujer se encuentren decoradas de verde, morado y blanco y que los eventos se organicen por la Ministra de Género, Infancia y Servicios Sociales, por el gobierno y por las mujeres de la ONU. En el año 2018, el lema del día se centró en la mujer rural y se recordó la necesidad urgente de crear una paz duradera, sobre todo para la delicada situación de las mujeres sudanesas. Asimismo, cada año en Etiopía se realizan diversas actividades enmarcadas en un programa especial. El año pasado, la oficina del Primer Ministro se reunió con el Instituto Etíope de Salud Pública para discutir diversos temas, entre ellos la prevención del VIH. Por contraste, para Somalia las secuelas de la guerra aún son palpables. El año pasado en Garowe, el presidente y otras figuras públicas asistieron a la celebración del 8 de marzo para destacar acciones sobre cómo eliminar la violencia de género, donde nueve mujeres hablaron sobre sus situaciones personales de violencia sexual.

Uno de los veintisiete países del mundo que celebra el Día Internacional de la Mujer como un día festivo oficial es Eritrea. El 8-M se festeja como un símbolo de los logros económicos y sociales alcanzados por las mujeres. De igual manera, el 8 de marzo es un día festivo en Madagascar, donde cada año el Ministerio de Población y Asuntos Sociales opta por un área de celebración donde se llevan a cabo carnavales, manifestaciones y reuniones sobre el empoderamiento de las mujeres. De igual forma, las mujeres malgaches rurales suelen vestirse de manera especial para las procesiones de la marcha de la primavera, durante las cuales abundan bailes y coloridos festejos.

“Actualmente, durante el Día Internacional de la Mujer, las mujeres que tienen el día libre en el trabajo suelen pasar la jornada descansando en casa o pasando el tiempo con sus familias. Este es un día donde se les permite a todas las mujeres de Madagascar reforzar su unión”.

Tinà Kathleen Robert Razafimbelo

A su vez, en Mozambique el 8-M pierde peso frente al Día Nacional de la Mujer el 7 de abril, que conmemora el día de la muerte de Josina Machel, líder de los derechos de la mujer y la independencia de Mozambique. Además de capacitar a las mujeres de Mozambique, Josina contribuyó a obtener la independencia del país. Así es como cada Día Nacional de la Mujer, las personas asisten a una variedad de conferencias especiales y otros eventos en memoria de Josina Machel.

Por otra parte, cada 8 de marzo en Zimbabue se organiza una reunión de más de mil personas de diferentes ámbitos, con el propósito de subrayar el compromiso del país para mejorar el estatus de las mujeres zimbabuenses. Frecuentemente, el punto culminante del evento es una sesión en la que se presentan testimonios desgarradores de jóvenes sobrevivientes de violencia de género. De manera parecida, en Seychelles el Día Internacional de la Mujer es una fecha para reconocer los papeles positivos y la dedicación de las mujeres a las familias y comunidades de la nación isleña. Junto con las organizaciones internacionales, varias asociaciones civiles conmemoran el día dando discursos para reflexionar sobre el progreso, pedir un cambio y celebrar el coraje de todas las mujeres.

Finalmente, todos los años en Comoras, las agencias de las Naciones Unidas se asocian con el gobierno y las organizaciones de la sociedad civil con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer. Durante la jornada, suele organizarse un evento conjunto organizado en Adzopé donde se llevan a cabo reuniones presididas por la Ministra de la Mujer, Protección de la Infancia y Solidaridad, debates públicos y conferencias a nivel central e insular que analizan la situación de las mujeres en el país. Asimismo, en Yibuti se lanzó una campaña de 16 días para celebrar el pasado 8-M, con el objetivo de ponerle fin a las violencias basadas en el género en el mundo del trabajo y proteger a las mujeres y niños de los campos de refugiados.

A lo largo de los años en África Occidental, diversas organizaciones de mujeres han planteado la necesidad de discutir los temas vinculados de violencia de género, visibilizar los logros de las mujeres africanas y sumar la energía de las mujeres de los diferentes países para avanzar juntas. Si bien ha habido algunas mejoras con respecto a la situación de las mujeres de la zona, la realidad pinta un panorama mucho más gris al analizar el contexto específico de cada país. Actualmente, la mayoría de los países de África Occidental están pasando por una crisis de violencia de género, en donde las mujeres tienen que lidiar con distintos obstáculos que las violentan, tal como el maltrato familiar, la mutilación genital femenina, el tráfico de personas, la desnutrición, la transmisión maternoinfantil del VIH, el analfabetismo, la brecha salarial, el empobrecimiento y la explotación sexual.

A pesar de la gran variedad de culturas y tradiciones de África Occidental, es posible afirmar que la mayoría de los países de esta región comparten varias similitudes en su forma de festejar el Día Internacional de la Mujer. Existen dos países en específico que han estado en el radar mundial por sus festividades del 8-M, en especial por las vestimentas femeninas creadas específicamente para la celebración: Burkina Faso y Senegal. El 8 de marzo se espera con impaciencia por las mujeres de Burkina Faso, quienes planean reuniones especiales y actividades como fiestas y conciertos. Lo más conmemorativo del día es que todas las mujeres deben usar su pagne especial (una ropa tradicional de algodón con estampados coloridos), cuyo diseño varía año con año. De igual manera, durante el 8-M en Senegal se realizan varias conferencias, actividades y reuniones organizadas por el gobierno, el Ministère de la Femme, de la Famille et du Genre y otras asociaciones que tienen como objetivo promover la igualdad entre hombres y mujeres. Lo más conmemorativo de la celebración es que, al desfilar por la ciudad, las mujeres de cada área o profesión son reconocidas por los colores sus vestimentas especiales, todas hechas con el mismo material.

“Me acuerdo que cuando estudiaba en mi universidad de Senegal, cada 8 de marzo todas las mujeres del campus nos sentíamos muy especiales, ya que los hombres organizaban un gran festival por la mañana y nos despertaban con comida y buena música. […] También cantaban y bailaban para nosotras. A la hora del almuerzo, nos vestíamos con una ropa tradicional (llamada “yéré wolof”) y nos servían la comida. La forma en que se celebra este día en mi país es tan especial y romántica, que nos hacen sentir que somos el corazón del mundo”.

Nogaye Nguere

Otra colorida celebración del Día Internacional de la Mujer es llevada a cabo en Ghana, donde se organizan proyecciones de películas que celebran los logros de las mujeres, programas de entrevistas, eventos musicales y recitales de poesía. Con el propósito de ejercer su lema nacional “Igualdad de género para 2030: inclusión de todos para el desarrollo sostenible de Ghana”, a lo largo del día también se llevan a cabo diversos seminarios para lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas.

“Días antes del 8-M, los medios de comunicación organizan foros y discusiones para promover este conmemoración y también para que las mujeres de Ghana sepan que pueden apoyarse mutuamente. Si bien las mujeres en África tienen problemas para hacerles eco de su valía, algunas celebridades —incluida la primera dama— se han unido al curso”.

Sylvia Nana Ohenewah Nkansah

A su vez en Nigeria, las personas celebraron el Día Internacional de la Mujer del año pasado compartiendo varias publicaciones y mensajes con el tema “Presiona para el progreso”, utilizando el hashtag #IWD2018. Fue en el 2018 cuando las personas nigerianas compartieron mensajes e imágenes en diferentes plataformas de medios sociales para apoyar una mayor participación de las mujeres en los asuntos de la nación. De igual forma, la sociedad civil y algunas organizaciones no gubernamentales (como el Centro de Investigación y Documentación de Mujeres Defensoras) realizaron eventos para presionar por la sensibilidad de género en la gobernanza y la implementación de políticas.

“Algunas veces, en Nigeria se dedica todo el mes de marzo a celebrar a las mujeres con una serie de actividades, tales como conferencias, seminarios, talleres, charlas de panel y ceremonias, que crean conciencia sobre la desigualdad de género. Además, el 8-M está marcado por manifestaciones y campañas de grupos de defensa de la mujer y activistas que se presentan con atuendos coloridos para crear conciencia sobre los derechos de las mujeres”.

Martha Ogochukwu

Existen tres países en específico que han declarado el 8 de marzo como festivo oficial: Guinea Bissau, Sierra Leona y Liberia. En Guinea Bissau, durante el Día Internacional de la Mujer se organizan varias marchas y programas para fortalecer los derechos de las mujeres en la sociedad. En Sierra Leona, el 8-M comenzó a celebrarse en el año 1985, y desde entonces se ha llevado a cabo mediante la organización de foros nacionales, conferencias, simposios y discursos sobre los temas que afectan a las mujeres del país. En Liberia, durante el 8-M la presidenta solicita a todos los Ministerios y Agencias del Gobierno, en particular al Ministerio de Género y Desarrollo, las Organizaciones de la Sociedad Civil y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s) involucradas, que ejecuten programas basados en la participación colectiva de mujeres y hombres, niños y niñas, así como de otros grupos marginados.

Uno de los países que más prolonga su celebración del Día Internacional de la Mujer es Cabo Verde, pues como el Día de la Mujer Caboverdiana se festeja el día 27 de marzo, es común que las conmemoraciones se prolonguen todo el mes. Durante este período se realizan varias actividades y eventos organizados por el Instituto Cabo-verdiano da Igualdade, Equidade de Género (ICIEG), La Organización de las Mujeres de Cabo Verde (OMCV) y las Cámaras Municipales. También suelen organizarse cenas y ceremonias para conmemorar el papel de la mujer en la sociedad, al igual que eventos en donde se destacan a las mujeres presentadas en el Parlamento. Asimismo, en las escuelas se conmemoran ambas celebraciones realizando actividades relacionadas con los logros o problemas de las mujeres caboverdianas.

“Además del 8 de marzo, también celebramos el Día de la Mujer de Cabo Verde, el día 27 del mismo mes. Todo marzo está especialmente dedicado a las mujeres de Cabo Verde, por lo que realizamos algunas actividades como talleres, capacitaciones dedicadas al empoderamiento de las mujeres rurales, conciertos musicales, enfoques temáticos en las escuelas, campañas en redes sociales y manifestaciones en contra de las desigualdades que afectan a la población femenina”.

Lígia Neves

En Togo también se honra el Día Internacional de la Mujer enseñando lecciones especiales en varias escuelas del país. Durante estas clases, las niñas aprenden a tener confianza en sí mismas y sobre la importancia de la educación para alcanzar una vida independiente como adultas. El propósito de estas dinámicas es animarlas a que vivan sus sueños, crean en sí mismas y persigan sus objetivos, para que así las niñas crezcan y se conviertan en mujeres fuertes e independientes. Por su parte, la celebración del 8-M en Níger se ha destacado por su famoso encuentro de 2008, en donde se reunieron más de 400 mujeres representantes de 42 países africanos, además de una delegación española de más de una veintena de mujeres. En la reunión, se pudo constatar el conocimiento de unas y otras, mayor confianza y certeza de que se puede hacer un camino conjunto resaltó la por entonces vicepresidenta del gobierno María Teresa Fernández de la Vega. Por contraste, Benín es el único lugar de África Occidental donde se otorgan beneficios por parte del gobierno para la celebración del 8-M. Durante los últimos años, la inauguración del Día Internacional de la Mujer se organiza por el gobierno de Benín, a la cual asisten funcionarios gubernamentales y miembros de asociaciones de mujeres. Después de la inauguración, es común que la Primera Dama Betsy Obaseki presente cheques de préstamo con el apoyo del Banco de Industria, con el objetivo de ayudar a las mujeres a crecer y expandir sus pequeñas y medianas empresas.

Por último, las celebraciones del 8-M en Mauritania, Malí, Gambia, Guinea y Costa de Marfil son muy similares. En todos estos países, el 8 de marzo se celebra mediante eventos, reuniones, congresos, ceremonias y conferencias organizadas por diversas asociaciones feministas y organismos de las Naciones Unidas para la mujer. Durante los eventos se reúne a personas del gobierno, diplomáticos, socios para el desarrollo, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos de diversas índoles, invitándolos a firmar y a actuar para defender los derechos de la mujer. De igual forma, a lo largo de esta celebración se realizan programas de radio y televisión para abogar por la igualdad de género y concienciar a la sociedad.

En África del Sur, la lucha por la igualdad y el empoderamiento de las mujeres se plantea como uno de los objetivos imprescindibles de la sociedad. A día de hoy, la violencia de género en esta zona sigue siendo muy frecuente debido a la cultura patriarcal que mantiene a las mujeres oprimidas, haciéndolas más vulnerables al abuso, la pobreza y las enfermedades. De igual manera, aún cuando el gobierno ha hecho algunos esfuerzos para aumentar el acceso de las niñas a la educación, estas continúan abandonando la educación debido al embarazo, el matrimonio prematuro o para ganar dinero para mantener a sus familias. En Botsuana se destaca un caso específico de violencia, aún cuando existen leyes que criminalizan muchas formas de violencia contra las mujeres, se sigue considerando que los hombres tienen el derecho de “castigar” a sus esposas, lo que origina un aumento en los casos de asesinatos de mujeres por parte de sus parejas.

Podría decirse que la celebración de las mujeres en África del Sur se encuentra separada al resto del mundo ya que, en lugar de festejar el 8 de marzo de manera internacional, las fechas en las que se lleva a cabo el Día Nacional de la Mujer varían considerablemente dependiendo de cada país.

En Namibia, por ejemplo, las celebraciones del Día Nacional de la Mujer se llevan a cabo el 10 de diciembre y, durante todo el mes de agosto suelen conmemorarse a todas las mujeres que murieron a causa de abusos o asesinatos. Aproximadamente el 90 por ciento de los namibianos siguen enfrentando dificultades socioeconómicas que ponen en peligro la vida, incluida la pobreza, la exclusión social, el alto desempleo y la violencia de género. Por esta razón, el enfoque del día es tratar de satisfacer las necesidades de aquellos que enfrentan dificultades y desarrollar métodos para mejorar sus estilos de vida.

“En lugar de celebrar el 8-M, el Día de la Mujer en Namibia se conmemora el 10 de diciembre (la misma fecha que el Día de los Derechos Humanos de Namibia). De igual forma, las mujeres de Namibia también celebran a la mujer durante todo el mes de agosto. El año pasado, Namibia se unió a otros países del sur de África para conmemorar el #TotalShutdown y recordad a todas las mujeres que murieron a causa de abusos, o asesinatos”.

Sylvia Tuhafeni Tuyoleni

Asimismo, en Botsuana, la celebración que más peso tiene es la llamada “dieciséis días de activismo” —período que dura del 25 de noviembre al 10 de diciembre— donde se condena cualquier forma de violencia de género, y se plantea como objetivo reunir a individuos, movimientos, gobiernos e instituciones para crear conciencia sobre el maltrato y abuso de las mujeres. Asimismo, en Lesotho también se celebran los “dieciséis días de activismo” a través de varias actividades, como seminarios, conferencias y debates llevados a cabo por diversas organizaciones de mujeres del sur de África. Durante este período, la población de Lesotho reflexiona sobre la grave desventaja de las mujeres, cuya causa se encuentra principalmente en la cultura patriarcal que mantiene a las mujeres oprimidas.

Por último, el Día de la Mujer en Sudáfrica tampoco concuerda con la celebración internacional debido a que se festeja el 9 de agosto. En el país, la jornada es un día festivo y busca específicamente conmemorar a todas las mujeres sudafricanas que marcharon en el año 1956 para oponerse a la ley anti-pass, la cual exigía a los sudafricanos definidos como “negros” que portaran un pasaporte interno, conocido como pase, que servía para mantener la segregación de la población, controlar la urbanización y administrar el trabajo migratorio. Así pues, este día representa el momento en el cual todas las mujeres racializadas de Sudáfrica reclamaron su derecho a la igualdad y la libertad.

“En Sudáfrica, aunque reconocemos el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, en realidad no lo celebramos con el resto del mundo ya que conmemoramos el Día Nacional de la Mujer el 9 de agosto. Se celebra esta fecha porque fue el 9 de agosto de 1956 cuando todas las mujeres de Sudáfrica marcharon para oponerse a la ley anti-pass, la cual servía para mantener la segregación de la población. […] Este día representa el día en que todas las mujeres de todas las razas en Sudáfrica tomaron una posición por su derecho a la igualdad y la libertad”.

Samukelisiwe Bongeka

Si bien todos y cada uno de los países de África del Sur tienen su propia y específica manera de celebrar a las mujeres, durante los últimos años se ha comenzado a conmemorar también el 8-M. En Botsuana, Lesotho y Sudáfrica el Día Internacional de la Mujer es celebrado a través de varias conferencias, debates y eventos organizados por la ONU para reconocer la contribución de las mujeres al fortalecimiento de la paz y comentar la situación actual de las mujeres de cada país. Mientras tanto, a lo largo del día 8 de marzo en Namibia, se llevan a cabo celebraciones callejeras en las principales ciudades y pueblos, mientras que las aldeas pueden tener festivales en menor escala. También suelen organizarse desfiles y presentaciones de líderes gubernamentales, y las empresas, oficinas y escuelas están cerradas para que los ciudadanos puedan celebrar el día.

Un continente tan extenso, no solo en kilómetros sino también en culturas, religiones y tradiciones, presenta numerosas fórmulas de celebración del Día Internacional de la Mujer, en algunas zonas más vinculada a recordar a figuras importantes y poner el foco en los logros de las mujeres, en otras regiones con un cariz más festivo y en otras con un objetivo institucional, con la colaboración de ONG’s internacionales. La cuestión más relevante se centra en las cientos de asociaciones feministas y mujeres activistas que luchan cada día por sus derechos y denuncian las situaciones de desigualdad. Una discriminación cuyo origen no solo es localizado en sus países sino en la desestructuración social que se impone desde Occidente por intereses económicos, financieros y geoestratégicos. Las mujeres en África están alzando su voz, ¿las estás escuchando?

Un reportaje realizado por Michelle Yandró e Isabel González con la participación de estudiantes becadas por la Fundación Mujeres por África

Últimas noticias

Amigos de la fundación

Queremos ser 1 millón