71 años, 71 árboles. Homenaje a Wangari Maathai

Noticias

71 años, 71 árboles. Homenaje a Wangari Maathai

cabecera homenaje

Ver fotos del encuentro | Ver vídeo del encuentro | Ver recursos en vídeo.


 

La Fundación Mujeres por África rindió homenaje a Wangari Maathai

La Fundación Mujeres por África, presidida por María Teresa Fernández de la Vega , ha rendido homenaje a la Premio Nobel de la Paz en 2004, la keniana Wangari Maathai inaugurando un paseo en el que se plantaran 71 árboles, "uno por cada día de su vida de compromiso", en un acto celebrado el 7 de marzo de 2012 en la Universidad Complutense de Madrid .

Durante el encuentro, 71 Años, 71 Árboles, Homenaje a Wangari Maathai,  en el Real Jardín Botánico Alfonso XIII de esta universidad, María Teresa Fernández de la Vega comentó que "no es casual" que se celebre este acto en la víspera del Día Internacional de la Mujer.

De la Vega afirmó que "no hay libertad sin igualdad" y que "el rostro de la libertad y la igualdad en África tienen rasgos de mujer". También elogió el fuerte compromiso adoptado por Maathai en defensa de los derechos humanos y en el desarrollo sostenible, y la ha calificó de "incansable luchadora por la libertad, la igualdad y el desarrollo de África y las mujeres".

 En vísperas del Día Internacional de la Mujer, la presidenta de la Fundación Mujeres por África dijo que le gustaría que esta conmemoración se convierta en "una fiesta de memoria y reivindicación de la libertad y la justicia".

Asimismo destacó el compromiso de la Universidad Complutense, de la que fue alumna, en la defensa de esos valores, recordando el lema que aparece en su escudo: "La libertad lo penetra todo con su luz".

La presidenta de la Fundación, junto al rector de la universidad, José Carrillo, el embajador de Kenia, Bramwel Kisuya; el Consejero Permanente y Presidente de la sala octava, responsable de Medio Ambiente del Consejo de Estado, Enrique Alonso, y un grupo de mujeres africanas, recorrió el nuevo paseo que ya lleva el nombre de Wangari Maathai.

A lo largo de esta avenida quedarán plantados los árboles hasta llegar a 71, el mismo número de años que tenía la activista, primera mujer de África Oriental y Central que obtuvo un doctorado universitario y la primera en recibir un Premio Nobel de la Paz.

La activista africana, que murió el otoño pasado, fue la creadora del Movimiento Cinturon Verde, que promovió el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático y que ha plantado más de 47 millones de árboles en todo el mundo, especialmente en África.

Madrid, 8 de marzo de 2012


Wangari Maathai

Wangari Maathai (Nyeri, Kenia, 1 de abril de 1940 - 25 de septiembre de 2011)[ fue la primera mujer africana en recibir el Premio Nobel de la Paz, en el año 2004, por su defensa del desarrollo sostenible, de la democracia, de los derechos humanos y de los derechos de las mujeres en particular. Así como por contribuir al desarrollo social, económico y cultural ecológicamente viable en su país Kenia y en su continente.

También fue la primera mujer de África Oriental y Central que obtuvo un doctorado universitario. En 1964 se doctoró en Ciencias Biológicas en la Universidad Mount St. Scholastica de Atchison, en Kansas. En 1971 fue la primera profesora en Anatomía Veterinaria y luego la primera decana de la facultad de Medicina Veterinaria en la Universidad de Nairobi.

En 1977, Wangari Maathai fundó el Movimiento del Cinturón Verde, el principal y más exitoso proyecto de reforestación de árboles en África, que tan solo en Kenia ha plantado más de 10 millones de árboles y más de 47 millones de árboles en todo el mundo. Dicho programa, integrado especialmente por mujeres, combina desarrollo comunitario y protección medioambiental.

En 1986, impulsó una Red Panafricana y se realizaron similares planes de replantación de árboles en más de 30 países de África, entre ellos Etiopía, Lesotho, Malawi, Tanzania, Uganda y Zimbabwe, y en otras partes del mundo.

Wangari Maathai tuvo un papel importante en el Consejo Nacional para la mujer en Kenia de 1976 a 1987 y fue su presidenta de 1981 a 1987.

En 1998, Maathai se embarcó en nuevos desafíos, asumiendo un papel de liderazgo como co-presidenta de la Campaña Jubilee 2000 en África, que procuró la condonación de las deudas atrasadas e imposibles de pagar de los países africanos.

Wangari Maathai  entró a la escena política en diciembre de 2002 como diputada en el Parlamento. En enero de 2003, el presidente keniano, Mwai Kibaki, la nombró viceministra de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Vida Salvaje.

Su compromiso se ha visto recompensado con muchos galardones, como el de Mujeres del Mundo de Women Aid (1989), el de la Fundación Ecologista Goldman (1991), el Premio África de Naciones Unidas (1991) y el Petra Kelly (2004), entre otros.

Wangari Maathai participó activamente en los Encuentros de Mujeres por un Mundo Mejor organizados por el Gobierno español entre 2006 y 2010 y manifestó su entusiasmo por formar parte del proyecto de la Fundación Mujeres por África poco antes de su fallecimiento.

Movimiento del Cinturón Verde

Bajo la idea de que "no podemos quedarnos sentadas a ver cómo se mueren nuestros hijos de hambre", Wangari Maathai promovió la creación del movimiento Cinturón Verde, un programa que inició sus actividades en 1976 y cuyo objetivo se ha centrado en la plantación de árboles como recurso para la mejora de las condiciones de vida de la población.

El programa está destinado y protagonizado fundamentalmente por mujeres. En 1986 su ámbito se amplía a otros países de África y en la actualidad se considera uno de los proyectos más exitosos en lo referente a desarrollo comunitario y protección medioambiental.

El Movimiento del cinturón verde, con su programa de plantación de árboles que Maathai estableció para combatir la deforestación, la erosión del suelo y las sequías en Kenya, su tierra natal, es uno de los movimientos feministas más eficientes en África. Toda mujer que se une al programa recibe clases sobre el mundo natural y cómo preservarlo. Las mujeres asumen papeles de liderazgo, dirigen viveros, trabajan con silvicultores, planeando e implementando proyectos para la recolección de agua y la seguridad de los alimentos.

El Movimiento del Cinturón Verde ha movilizado a cientos de miles de mujeres y hombres para plantar más de 47 millones de árboles, lo que ha posibilitado la rehabilitación de entornos degradados y la mejora de la calidad de vida de muchas personas en situación de pobreza. Este movimiento es hoy uno de los programas de protección ambiental más potentes de África.

Todo ello hizo que Maathai se ganara el apelativo afectuoso de Mujer Árbol, Tree Woman.

 

 

Fotos de la presentación de la Fundación Mujeres por África en Flickr

 

Últimas noticias

Amigos de la fundación

Queremos ser 1 millón